En brazos de Amor
Recital barroco de Martín Oro y Mónica Pustilnik en ARSIS
 
El contratenor Martín Oro y Mónica Pustilnik al archilaúd y la guitarra barroca se sumergen en el repertorio amoroso de finales del siglo XVI y comienzos del XVII para plantear un exquisito programa resuelto con valía y audacia. Piezas italianas de Caccini, Monteverdi, Ferrari, Kapsberger y Piccinini, francesas de De la Barre, de Visée, hispanas de José Marín, [Juan] Hidalgo y anónimos (A quién me quejaré) y portuguesas de Antonio Marqués Lésbio y del Cancionero de Elvas van configurando un intemporal tratado de la pasión, de los goces y mayormente los dolores causados por Amor. Y ello con una voz intimista que no olvida sin embargo las posibilidades dramáticas de estas composiciones que parecen sólo estar esperando a un par de intérpretes dotados como éstos para mover de nuevo a afecto el corazón menos animoso.
 
Martín Oro sorprende quasi por su habilidad para teatralizar con intenso poderío estas piezas, emocionando con una declamación natural y potente en el registro de contralto. Es el suyo un timbre pleno y cálido, con gran prestancia en los agudos y cromáticamente variado en los tonos medios, guiado por la premisa en boga durante la época, "hablar cantando". Desgrana de esta forma maravillas melancólicas como Si dolce è'l tormento de Monteverdi u Ojos de Marín, así como piezas más vivas rítmicamente como Tu ch'hai le penne amore de Caccini, Amor, io mi ribello de Ferrari o el anónimo Que he o que vejo, sin acusar demasiados problemas con los constantes cambios idiomáticos y atendiendo a las diferentes idiosincrasias.
 
Está bien apoyado por una Mónica Pustilnik que, lejos de limitarse a grises labores de acompañamiento, aporta un estimable sentido de la ornamentación con sus arpegios contrastantes de colores y ritmos. Las obras, todo lo conocidas que se quiera, recuperan toda su vitalidad y frescura.
 
Norberto Tauste
Revista Diverdi  SEP-2008